Todo, todo y todo.

Con ánimo de seguir criticando (siempre constructivamente), hace unos días, en uno de esos casuales reportajes de antena 3, esos que solo aparecen cuando no hay nada que decir sobre atentados, drogas, botellones y demás temas de actualidad e importancia, si, esos que se sacan de la manga por rellenar tiempo... El caso, un reportero ávido de comentarios llenos de chicha, se coló en una convención de manga, no escuche cual, pille el fatídico momento a medias, y a dos incautos chavales que ocupaban un banco lánzole él la terrible pregunta.

¿Qué es para vosotros el manga?

El primero se disponía a responder, cuando su compañero, ansioso por demostrar su pasión (chupar cámara) se interpuso entre el micro y su compañero para decir: ¿El manga? El manga es la vida tio, el manga lo es TODO.

Vale, ante todo, y previniendome de atacantes nocturnos enfurecidos y enmascarados. NO condeno al manga directamente. Si no a todo aquel que entroniza, alaba, desacredita a cualquier otro estilo, no acepta nada mas, y considera el manga la mas alta expresión del arte.

A los orgullosos de referirse a si mismo como Otakus, y defensores del país del sol naciente: Un poco de cultura. Vuestra palabra favorita, reitero, otaku, no significa mangaka ni freak del manga, o anime, literalmente seria algo asi como Fan de. Asi que a especificar. ¡Ah! y por lo general, para los propios nipones, tiene connotaciones negativas.

Bien, a otro punto, a los que lo consideran la máxima expresión del dibujo y la literatura, reunidos en un mesías. En comparación con cualquier otra disciplina del arte, carece de valor. Así de simple, apenas tiene valor literario, de dibujo, guión, trasfondo. Al fin y al cabo y dejando de lado algún, seinen, da lo que el público quinceañero hormonado y emocionado, lo que quiere. Tetas y tundas. Hiper poderes, inútiles que se superan capitulo a capitulo llegando a ser alguien, intentando traspasar ese valor al observador. Con la diferencia de que el adolescente en cuestión ni esta macizo, ni mazado, ni tiene una vecina tremenda. Soñar es gratis. El dibujo ahí se queda, en prácticamente toda su historia no ha avanzado ni evolucionado, y apenas difiere de un autor a otro y bueno, esta basado en : 1) desproporciones 2) personajes ultra estilizados 3) Hiper musculación + gigantismo 4) Enanismo ( siempre acompañado de la formula -> Cuanto mas pequeño es el personaje mayor es su indice de cuteness )

Y joder, mejor me dejo el tema de lolitas y cutrecosplay. Porque entraría en un pseudo debate sobre la integración social, insitutuciones, grupos sociales, etc. Y paso xD.

Ïa Ïa

4 comentarios:

Alberto dijo...

Ainsss lo Otakus... ¿Son gentuza o no? Eterno dilema. Yo creo que esto es como todo en la vida, tiene distintas categorías, puntos de vista, como quieras llamarlo.

Por un lado tenemos al otaku subnormal. Es aquel que adora todas las manifestaciones artísticas Japonesas por encima de cualquier cosa. Son niñatos inmaduros en su mayoría, aunque por ahí hay alguno entrados en edad ya que no me cabe en la cabeza como no se les cae la cara de vergüenza. Si hubierais visto las cosas que yo...

El hecho es que, estoy hasta la polla de los Otakus niñatos. Una cosa es tratar lo que nos llega de Japón desde un punto de vista adulto, analizando, seleccionando, y quedándose con lo mejor. Obras japonesas las hay y muy buenas, pero lamentablemente es un % ínfimo.

Otra cosa muy distinta es estar dando por culo con gilipolleces de nuevas series clónicas que han salido, que si curiosidades que no le importan a nadie, etc... en general el otaku niñato se caracteriza porque sabe un huevo de todo, pero el 100% carece de utilidad real.

Hubo un tiempo en que yo mismo me podía considerar Otaku niñato... afortunadamente tras meses de introspección y análisis self-consciousness (dramatización), logré darme cuenta de que aquello no es que fuera un pozo sin fondo. Es un pozo lleno de mierda.

Si a eso añadimos el hecho de que, como comentas, los otakus son vistos en Japón como gente obsesionada, es decir, no equilibrada, que llevan hasta el extremo su aficción. Las obsesiones son malas. Ya lo dijeron los griegos, hay que practicar la moderación.

Hace poco vi por casualidad en la tele una entrevista a unos cuantos otakus en directo en un programa de Antena 3. Me pareció curioso, porque la entrevista en sí era bastante respetuosa, desde un punto de vista imparcial, algo ignorante claro, enfocaban bien la entrevista. Lo que más me sorprendió fue la reacción en los foros de los otakus. De nazis para arriba. ¡Vivan los otakus!

Aclaro para los que puedan leer esto, que considero que hay otakus "buenos", maduros y razonables por así decirlo. Yo mismo soy uno de ellos, y sí, me gusta la cultura japonesa, me gustan muchas cosas, pero ni por asomo me obsesiono con ello y lo convierto en mi Dios ni en un modelo de vida a seguir...

En definitiva, hay que saber elegir, no hay que obsesionarse con las cosas, y sobre todo, el fanatismo, en cualquier aspecto de la vida, es malo. Afrontar las cosas desde un punto de vista adulto, maduro y exigente es la clave de la persona que sabe disfrutar de sus aficciones.

He dicho.

Geralt dijo...

Estoy de acuerdo contigo, y eso que reconozco que sigo algunas series manga y me gustan varios animes...pero tambien me gustan otras cosas, y no llego hasta el punto de decir que es lo mejor que jamas ha existido porque seria mentira...respecto al dibujo realmente no estan muy alla y respecto al guion tampoco, pero, la union de un estilo simple a la hora de dibujar y un guion aceptable lo convierte en una entretenida manera de perder el tiempo tan aceptable como cualquier otra. Pero ya te digo yo tambien odio a los exaltadores del genero, pero por lo demas que cada uno se dedique a lo que le de la gana XD. Un saludo

Krieg_Korp dijo...

Claro que sí! Yo sigo teniéndole muchísimo respeto a Evangelion, mechas en general XD, series muy competentes dentro de la comedia como Azumanga, Ouran y otras mas serias como Monster, y bueno, series bastante buenas como FMA que acaban siendo pasto de los fanáticos xD

Marina Tejeiro dijo...

Está claro que hay algunas series molonas de ver, pero quitando las excepciones que confirman la regla... amén, hermano.
Eso que has comentado de "la máxima expresión del dibujo y la literatura", me ha molado un huevo, es que es cierto, sinceramente, aquél que piense que el manga reune esas cualidades es que no tiene mucha idea de arte, dibujo o literatura...
en fin, pero como el manga está para vender, y cuandos más colores y más tetas, más mola, pues ea, ahí seguira, hasta que un dñia desaparezca, o no...

saludillos~

Publicar un comentario